En esta ocasión vamos a contarte cómo reparar un reloj de pared antiguo, porque estamos seguros de que muchos de vosotros o vuestros familiares, tenéis uno en casa.

Los relojes de pared antiguos son piezas únicas que vale la pena restaurar, arreglar y mantener en perfectas condiciones para que, generación tras generación, podamos seguir disfrutándolos. Y en Servitec, como expertos en reparación de relojes, queremos darte algunas recomendaciones para que dejes tu reloj como nuevo.

 

Consejos para reparar un reloj de pared antiguo

Con estos consejos para reparar un reloj de pared antiguo volverás a disfrutar de la sonería tan característica y enigmática de estas piezas de relojería tan preciadas.

Antes de empezar con nuestras recomendaciones queremos hacer hincapié en que cada uno de los pasos que sigas para reparar relojes antiguos, sea con mucha precaución. Ve poco a poco y utilizando las herramientas y productos adecuados; y en caso de dudas consulta con profesionales de reparación de relojes de pared antiguos para que te aconsejen.

 

Desmontar y limpiar el reloj

Lo primero que debes hacer es desmontar y limpiar el reloj. Es una tarea que requiere precisión y cuidado. Hazlo despacio y asegurándote de que ninguna pieza se rompe al desmontarla.

Por ejemplo, para sacar el péndulo debes utilizar el ganchito que suele tener. Normalmente basta con levantar un poco el péndulo hacia arriba, estirar hacia delante, y notarás que sale.

Dependiendo del tiempo que tenga el reloj, es posible que no puedas evitar que algunas piezas se rompan, o quizás algunas ya lo estuvieran antes de desmontarlo. En ese caso necesitarás encontrar repuestos, igualmente de las que no funcionen.

Saca pieza por pieza hasta obtener el mecanismo para limpiarlo a fondo, seguramente tendrá óxido. En el mercado existen productos específicos para eliminar el óxido, para aplicarlos sigue las instrucciones del fabricante.

 

Restaurar la madera

Una vez que has limpiado y reparado el mecanismo del reloj, llega el momento de restaurar la madera.

Por lo general, los relojes de pared antiguos se fabricaban en madera, y al tener muchos años se va deteriorando, y es probable que tenga termitas o carcoma. Si aprecias restos de serrín probablemente necesites realizar a la madera un tratamiento anti termitas,

Un truco: si tu reloj no es muy grande y tiene termitas o carcoma, puedes guardarlo en una bolsa hermética y meterlo al congelador unos días.

 

¿Aún no funciona? Lleva tu reloj a un taller de reparación de relojes

Si a pesar de haber seguido nuestros consejos tu reloj no funciona, o simplemente prefieres no arriesgarte y confiar en un experto que sepa cómo hacerlo, lleva tu reloj a un taller de reparación de relojes.

De esta forma sabrás con certeza que el mecanismo de tu reloj volverá a funcionar y que podrás seguir disfrutando de su magia durante muchos años más. Y como última recomendación, no olvides realizar el mantenimiento de tu reloj de pared antiguo con regularidad para que no se estropee de nuevo.

¡Compártalo!