¡Qué bonitos son los relojes de péndulo!, ¿verdad? Dan un toque clásico y elegante, de distinción. Por algo hace siglos era considerado como símbolo de elevada riqueza, nivel social y cultural y clase alta. Vamos, para que tus invitados alucinen al entrar y piensen: ¡vaya nivel!

Pero claro, buen elemento distintivo y de calidad, requiere de un buen mantenimiento. A continuación te proponemos una serie de consejos para reparar relojes de péndulo.

¡No pierdas el tiempo! ¿Necesitas arreglar tu reloj de péndulo!

 

Funcionamiento de los relojes de péndulo

Antes de poder repararlos, debes conocer cómo funcionan. ¡No se puede empezar la casa por el tejado!

Este tipo de relojes usa un peso oscilante, que es lo que se encarga de la medición temporal. Dicho peso es el péndulo, que cuelga de una varilla. La oscilación se da por la propia acción gravitatoria de nuestro planeta. Y es esta oscilación la que mide el tiempo. ¡Así de “sencillo”!

Posibles problemas en su funcionamiento

Movimiento del péndulo

¿Qué le ocurre al péndulo? ¿Va demasiado rápido? ¿Demasiado despacio?  ¿Ya no se mueve?

Velocidad alterada

Si la velocidad está descontrolada puedes volverte loco. Para ajustarla gira la pesa del péndulo, una tuerca situada en el extremo inferior de la varilla del péndulo. Si va demasiado rápido, gírala hacia la izquierda para que vaya más lento. Si va demasiado despacio, gírala hacia la derecha para que vaya más rápido.

Basta con que lo gires un poquito, ya que una vuelta completa a la pesa cambia la velocidad del reloj en unos 30 segundos en un día. Ajústala poco a poco durante varias horas o días hasta que veas que tiene la hora exacta de nuevo.

 

No se mueve

Eso es porque el reloj está fuera de ritmo. Escucha su sonido (el tic tac, tic tac) y si el ritmo no es uniforme, tira del péndulo hacia un lado del reloj y suéltalo para que pueda girar lo más amplio posible. Corregirá solo su movimiento gracias a la acción gravitacional.

Consejos para su mantenimiento

Siempre deberíamos cuidar todas nuestras cosas, independientemente de lo exclusivas o costosas que sean. Pero, para qué engañarnos, cuanto más costoso es algo, más mimo ponemos en cuidarlo. Es el caso de éstos relojes, así que te presentamos unos consejos básicos para mantener tu reloj de péndulo:

  • Siempre retira el pénduloantes de mover el reloj. Si no se puede, inclina el reloj hacia delante para que el péndulo se apoye sobre ti y así controlar su movimiento. Algunos relojes tienen una abrazadera especial para asegurar su fijación.
  • Ten cuidado a la hora de volver a colocar el péndulo, de lo contrario el muelle de suspensión podría resultar dañado.
  • Evita colocar el reloj en una pared expuesta a vibraciones.
  • Límpialo con un trapo húmedo, no utilices nunca productos de limpieza.
  • Cada cierto tiempo hay que engrasar la máquina, pero eso ha de hacerlo un relojero profesional.

Esperamos que estos truquillos os hayan servido de ayuda para salir del paso, pero si requerís de servicios profesionales, ¡no pierdas el tiempo y contáctanos! 

¡Compártalo!