Si eres un fanático de los relojes y sus mecanismos, o bien los coleccionas, es normal que te haga especial ilusión repararlos con tus propias manos. Así que hoy te traemos un listado de las herramientas básicas de relojero para reparar tú mismo tu reloj.

¿Qué herramientas debo tener para reparar un reloj?

Lamentamos deciros que con un par de destornilladores que tengáis por casa no vais a poder reparar vuestro reloj. Necesitáis unas cuantas herramientas diseñadas exclusivamente para esta labor, y es que el mundo de la relojería es muy especial.

Hay a la venta muchos kits de relojero económicos, en los que podrás encontrar las herramientas necesarias para realizar los arreglos más básicos; como las siguientes:

 

Destornilladores de precisión

Usar el destornillador apropiado para cada tuerca es esencial para no forzarlas y evitar estropear el mecanismo o la estética de nuestro reloj. La mayoría son tornillos muy pequeñitos; por lo que te recomendamos que te hagas con unos cuantos destornilladores de varios tamaños para que no haya tuerca que se te resista.

Llave ventosa

Si la caja del reloj tiene una tapa roscada es necesario emplear una herramienta específicamente diseñada para abrirlo, como por ejemplo una llave ventosa. Abre tanto tapas a presión como roscadas, ya que se adhiere y gira la tapa, extrayéndola cuidadosamente.

Prensa

Las prensas sirven para cerrar los relojes de una manera más segura, tanto por detrás como por el cristal. No se le resisten ni los cierres herméticos. Si tu reloj es muy delicado, plantéate hacerte con una de ellas.

Pinzas de relojero

Esta es una de las herramientas de relojero para reparar un reloj más indispensables para hacer cualquier tipo de reparación en tu reloj. Como las piezas son tan pequeñas, es muy difícil manipularlas, tanto para cogerlas como para aplicar la presión adecuada sobre ellas; por ello esta herramienta es tan importante.

Te recomendamos que escojas unas pinzas de relojero de acero inoxidable y con propiedades antiácidas y antimagnéticas.

Lupa de relojero

¡Sin ella o nos queremos ni imaginar cómo se complicarían los trabajos de reparación de relojes! Como ya hemos comentado, las piezas son tan pequeñas, que ni aún teniendo los ojos del tamaño de un búho podrías manipular las piezas correctamente.

Llave Jaxa

Esta llave es muy conocida en el mundo de la relojería. Todo un básico que se emplea para abrir las cajas de relojes con fondo de rosca, ya que tiene unas puntas que coinciden con las muescas de la tapa.

Hay que adquirir una del tamaño adecuado, para que las muescas coincidan a la perfección con el reloj y éste no se dañe.

Martillo de relojero

Un pequeño martillo con sus extremos cubiertos de plástico que evitan que las superficies se dañen al golpearlas. Como veis, todo muy delicado.

Punzones de relojero

Los punzones se emplean para hacer presión y mover pequeñas piezas del mecanismo con ayuda del martillo de relojero.

Tornillo de banco

Esta herramienta no es más que un soporte que sujeta la correa del reloj o la caja mientras trabajamos en ellas. Un mecanismo sencillo pero infinitamente necesario.

Fuelle de relojero

Muchas veces lo que parece una gran avería termina siendo simplemente suciedad. Partículas o polvo se posan sobre las piezas de los mecanismos del reloj, y al ser éstas diminutas, acaban haciendo que no funcionen bien. Por ello, aunque parezca algo rudimentaria, es esencial que tengas esta útil herramienta en tu kit de relojero.

Aceites

La buena lubricación de las piezas del reloj es esencial para que éste funcione correctamente, así que tener un pequeño set de aceites puede ayudarte en muchas de tus reparaciones.

Rodico

El rodico es una masilla muy absorbente que sirve tanto para limpiar las herramientas que se han empleado para reparar un reloj, como para limpiar el mismo mecanismo.

Desmagnetizador

El magnetismo entre las piezas del mecanismo del reloj puede hacer que los movimientos se modifiquen y acaben adelantando o atrasando la hora de tu reloj. Por ello es importante desmagnetizar todas las piezas.

Cronocomparador

Todo el esfuerzo en reparar las piezas puede no haber servido de nada si luego la hora del reloj no es precisa. Por ello, una vez finalizado el trabajo de reparación de relojes, es bueno utilizar un cronocomparador para ponerlo a la hora exacta. ¡Ni un milisegundo más ni uno menos!

Pese a que seas todo un manitas, hay reparaciones más costosas o delicadas que requieren los conocimientos de un relojero profesional. En estos casos, estamos completamente disponibles para ayudarte. ¡Contacta con nosotros o visítanos!

¡Compártalo!