La reparación y restauración de un reloj antiguo es una tarea ardua y que, hoy por hoy, está poco valorada. Es por ello por lo que el oficio del relojero restaurador está en peligro de extinción.

La reparación de relojes antiguos suele dar más trabajo que la reparación de relojes moderno, cuyas piezas de recambio son baratas y fáciles de conseguir. Para poner en condiciones un reloj antiguo, es importante dominar las viejas técnicas del arte relojero y trabajar con mucho tacto y destreza para tratar de restaurarlo a su estado inicial. Naturalmente, nunca será posible hacer que ese reloj de resultados iguales a los de los relojes modernos.

En este artículo de blog vamos a repasar qué servicios son los más frecuentes que ofrecen los talleres especializados en la reparación y la restauración de relojes antiguos.

Servicios de reparación de relojes antiguos

Los relojes antiguos son artículos muy delicados en la mayoría de casos. En consecuencia, la reparación de relojes antiguos requiere de un servicio especializado adaptado a cada necesidad. En el caso de los relojes antiguos, es importante tener en cuenta que va a ser necesario reparar algunas piezas delicadas que probablemente no tengan sustitos o no sea posible encontrar un recambio. Esto es especialmente complicado sobre todo cuando hablamos de los relojes que tengan una mayor antigüedad.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que debemos acudir siempre a un taller especializado para poder optar a un servicio de calidad. Estos talleres ofrecen estos servicios:

Restauración de la esfera (siempre sobre la esfera original). Este es uno de los servicios más solicitados. Consiste en restaurar la esfera en los casos de rotura.

Sustitución o pulido del cristal. Cuando el cristal está rallado, se puede pulir. En los casos en que el deterioro sea notable, puede plantearse una sustitución.

Cambio de la corona. Si la corona está deteriorada, se puede cambiar por otra nueva.

– Chapado, rodiado o pulido de la caja. Cuando la caja presenta un aspecto desgastado y deteriorado, se puede chapar, rodiar o pulir, dependiendo del estado en que se encuentre y de los gustos del cliente.

Limpieza. Los relojes necesitan de vez en cuando limpiarse bien por dentro, sobre todo los antiguos.

Cambio de la correa. Cuando la correa está rota o muy dañada, se puede cambiar por una nueva. Dependiendo del estilo del reloj, y de lo que quiera el cliente, se puede escoger una de piel o sintética (silicona, tela o fibra)

Pulido y cambio de la cadena o reparación del cierre. En el caso de los relojes de cadena, cuando ésta esté deteriorada, puede pulirse para recuperar el brillo. Si está muy deteriorada, se puede plantear también el cambio por una nueva cadena similar a la que ya tenía.

En Servitec 4 estamos especializados en la restauración reparación de relojes antiguos. Disponemos de un taller especializado con profesionales que cuentan con la experiencia necesaria en este tipo de trabajos que requieren tanta maña y destreza. Si tienes un reloj antiguo y necesitas restaurarlo, no dudes en contactar con nosotros.

¡Compártalo!